Revista EVALUACION DE RIESGOS LABORALES

Revista

Recomendación de tiempo de descanso en una oficina.

descanso

descanso

07-02-2019

Supongamos una ofician con 4 puestos de trabajo donde 3 trabajadores emplean pantallas de visualizacion de datos y un cuarto trabajador se dedica a recibir documentacion, clasificar y archivar. Veamos como justificar los tiempos de descanso adecuados para cada trabajador.

En cuanto a la necesidad y justificación del descanso hay que tener en cuenta lo establecido en el Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización. En el Artículo 3. Obligaciones generales del empresario. Se indica que:

  1. Si la evaluación pone de manifiesto que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización supone o puede suponer un riesgo para su seguridad o salud, el empresario adoptará las medidas técnicas u organizativas necesarias para eliminar o reducir el riesgo al mínimo posible. En particular, deberá reducir la duración máxima del trabajo continuado en pantalla, organizando la actividad diaria de forma que esta tarea se alterne con otras o estableciendo las pausas necesarias cuando la alternancia de tareas no sea posible o no baste para disminuir el riesgo suficientemente.
  2. En los convenios colectivos podrá acordarse la periodicidad, duración y condiciones de organización de los cambios de actividad y pausas a que se refiere el apartado anterior.

Además debemos tener en cuenta que según diversos estudios, realizar con frecuencia pequeñas pausas es adecuado para prevenir la fatiga física, mental y visual, además del estrés. La fatiga mental provocada por el trabajo implica una disminución de capacidad de respuesta y de acción, pero generalmente desaparece tras un adecuado descanso. Por este motivo hay que realizar pequeñas pausas al detectar los primeros síntomas de cansancio. Es importante evitar que la fatiga se convierte en crónica e irreversible.

La empresa debe tener presente que la fatiga lleva a cometer errores y éstos pueden provocar accidentes por tanto es necesario planificar los descansos.

También debemos tener en cuenta que los descansos y pausas son beneficiosas para la salud y pueden ser aprovechados para realizar pequeños ejercicios que ayudan a mejorar la salud, por ejemplo:

Para el cuidado de la espalda: son beneficiosas pequeñas pausas periódicas para contrarrestar el estatismo postural y la tensión muscular. Durante estas pausas, se puede aprovechar para dar algunos pasos, mover suavemente el cuello, mover suavemente las articulaciones, mirar por la ventana.

Para el cuidado de la vista, las pequeñas pausas periódicas ayudan a reducir el esfuerzo visual. También se puede contemplar una escena lejana que ayuda a relajar y a descansar los ojos.

Para el cuidado de las manos, se puede aprovechar las pausas para realizar un simple ejerccicio como apoyar los antebrazos sobre una mesa y cerrar los puños con fuerza y lugo abrir las manos de golpe.

 

En cuanto a las recomendaciones, debemos tener en cuenta que tenemos dos tipos de trabajadores, unos que trabajan con PVD y un trabajador que su función es la de recibir documentación y archivarla.

Para los trabajadores que emplean PVD, debemos tener presente lo indicado en la NTP 916, El descanso en el trabajo (I), donde se menciona que:

en general se puede afirmar que cuando el trabajo tenga una exigencia elevada tanto postural como de repetitividad y/o de esfuerzo muscular, son preferibles las pausas cortas y frecuentes para la recuperación de la fatiga física. Lo mismo sucede con el elevado esfuerzo intelectual, aunque en este caso cada persona demanda de una frecuencia diferente de pausas”.

Destacar que respecto a los trabajadores que trabajan con pantallas de visualización la NTP 916 hace referencia a: 

“Siempre que la naturaleza de las tareas lo permita, podrían organizarse las actividades de manera que los  trabajadores tengan un margen de autonomía suficiente para poder seguir su propio ritmo de trabajo y hacer pequeñas pausas discrecionales para prevenir las fatigas, física, visual y mental. Con ello sería innecesario establecer pausas regladas, sobre todo si el trabajo realizado con la pantalla de visualización se combina con otras tareas donde ésta no se utilice. Lo deseable es que, de forma espontánea, cada usuario tome las pausas o respiros necesarios para relajar la vista y aliviar la tensión provocada por el estatismo postural.”

Por otro lado, el RD 488/1997 sobre Pantallas de visualización de datos y su correspondiente Guía Técnica del INSSBT al mencionar la naturaleza de las pausas y de los cambios de actividad, establece que las pausas planificadas, su duración y frecuencia, dependerá de las exigencias concretas de cada tarea. Además, en la guía se plantean las siguientes recomendaciones:

  • “Las pausas deberán ser introducidas antes de que sobrevenga la fatiga.
  • El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo el ritmo de trabajo durante los periodos de actividad.
  • Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las largas y escasas. Por ejemplo es preferible 10 minutos cada hora que 20 minutos cada dos horas de trabajo continúo con pantalla.
  • Siempre que sea posible las pausas deben hacerse lejos de la pantalla y deben permitir relajar la vista, cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.
  • A título orientativo, lo más habitual sería establecer pausas de unos 10 ó 15 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla; no obstante en tareas que requieran de una gran atención conviene realizar al menos una pausa de 10 minutos cada 60 minutos. En el extremo contrario, se podría reducir la frecuencia de las pausas, pero sin hacer menos de una cada dos horas de trabajo con la pantalla.”

Finalmente, hay que indicar que para la iluminación asociada a la carga mental, Cornman propone en la mencionad NPT las siguientes pausas de descanso.

Porcentaje de descanso

Demanda visual-mental

0%

Sólo requiere de atención visual o mental ocasional.

2%

Operación prácticamente automática, se requiere de atención en contadas ocasiones durante la tarea.

3%

Atención visual o mental frecuente; trabajo intermitente u operaciones que requieren esperar a que la máquina o proceso termine un ciclo.

5%

Atención visual o continua por razones de seguridad o de calidad en el proceso; usualmente son tareas repetitivas que requieren un constante estado de alerta o actividad.

8%

Atención visual o mental o concentración muy intensa como trabajos de inspección de calidad.

 

En el peor de los casos con la tabla obtendríamos un descanso de 4.8 minutos por hora.

Teniendo en cuenta todo lo anterior para los 3 trabajadores con PVD propondría una pausa de 10 minutos cada 60 minutos.

Y por último tenemos al trabajado que no emplea PVD.

En general se puede afirmar que cuando el trabajo tiene una exigencia elevada (postural, repetitividad y/o de esfuerzo muscular) son preferibles las pausas cortas y frecuentes para la recuperación de la fatiga física. Lo mismo sucede con el elevado esfuerzo intelectual, aunque en este caso cada persona demanda de una frecuencia diferente de pausas. Hay que tener en cuenta que muchos especialistas ya han determinado que las pausas son necesarias para un mayor rendimiento. Entendiendo pausas como descanso reales (dar un paseo, charlar con un compañero, tomar un café,..) y no tiempo empleado para hacer otras actividades que no ayudan a la relajación (comprobaciones de correos, gestiones personales como consultas medicas, comprobaciones en aplicaciones móviles, etc.)

Hay que indicar que para el porcentaje de descanso del tiempo de trabajo según la posición del cuerpo, Cornman propone en la mencionad NPT las siguientes pausas de descanso.

Porcentaje de descanso

Categoría

2%

Sentado o combinación sentado-parado y caminando donde los cambios de posición se dan cada menos de 5 minutos; los brazos y cabeza están en posiciones normales.

3%

Parado o combinación de parado-caminando donde sólo se tiene que sentar durante los periodos de descanso; también para situaciones donde los brazos y cabeza estén fuera del rango de posición normal por periodos menores a 1 minuto.

5%

El puesto de trabajo requiere de estar constantemente de pie; también para trabajos que requieran extensión de las piernas o brazos.

7%

El cuerpo está en una postura incomoda por largos periodos; también en puestos donde el trabajo demande que el trabajador permanezca en una misma posición (revisión calidad)

 

Para este trabajador debemos tener en cuenta que podría estar sometido a una exigencia elevada por carga postural y repetitividad y podría estar constantemente de pié por lo que podríamos recomendar una pausa de 3 minutos por cada hora de trabajo (5% de descanso).

Finalmente hay que indicar que el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. En su Artículo "34. Jornada"  establece que:

  1. Siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de seis horas, deberá establecerse un periodo de descanso durante la misma de duración no inferior a quince minutos. Este periodo de descanso se considerará tiempo de trabajo efectivo cuando así esté establecido o se establezca por convenio colectivo o contrato de trabajo.

En el caso de los trabajadores menores de dieciocho años, el periodo de descanso tendrá una duración mínima de treinta minutos, y deberá establecerse siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de cuatro horas y media.

Además debemos tener presente que introducir descansos distintos a personal que trabaja en la misma oficina podría generar malestar y dificultar la integración y el espíritu de equipo en la oficina. Por todo ello recomendaría que realizase los mismos descansos que el personal con PVD.

En conclusión recomendaría que todo el personal realizase una pausa de 10 minutos cada 60 minutos para combatir la fatiga mental, visual y postural. Además de estas pausas hay que establecer un descanso largo de   19 minutos (horario de 7.5 horas) para que el trabajador pueda ingerir alimentos y descansar conforme al estatuto de los trabajadores.


Palabras clave:

descanso, pausa
Esta web utiliza cookies propias o de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar por la web, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de cookies en tu navegador en cualquier momento.
OK